El misterioso y atrayente fenómeno Fata Morgana



                 

Un fascinante y misterioso fenómeno atmosférico que por años ha atraído a la gente.
Castillos en el aire, ciudades flotantes, islas y algunas veces hasta barcos fantasma, son el resultado de un extraño pero explicable fenómeno atmosférico que se origina por la transposición de la temperatura.

Cuando el clima se encuentra en calma, el estrato de contacto entre el aire caliente y el aire frío cercano a la superficie, crea el efecto de lente, reflejando una imagen invertida, lo que produce una rara ilusión óptica que hace que cosas en la lejanía se proyecten más arriba, alargadas y estilizadas de lo que en realidad están, haciendo que parezcan castillos o palacetes en el aire.




A diferencia de los frecuentes espejismos inferiores, que ocurren cuando la temperatura de una superficie es muy caliente y provoca la ilusión de lagos, fenómeno frecuente en las carreteras y los desiertos, como los oasis, el efecto Fata Morgana es un espejismo superior, ya que los objetos visibles en el horizonte, parece que flotan o se encuentran en el cielo.


El fenómeno Fata Morgana puede ser visto por las mañanas después de una noche de intenso frío, así como sobre los mares árticos, en un mar en calma y sobre valles de altas cadenas montañosas. Necesariamente hace falta que haya un objeto que favorezca la proyección, la inversión térmica por sí misma, no es suficiente para crear el fenómeno Fata Morgana.



 Dicho fenómeno adquiere su nombre del Italiano, fata Morgana que significa, hada Morgana, quien era hermanastra del Rey Arturo y que, según la leyenda, era un hada capaz de volar, curar, cambiar de forma y estaba llena de proezas mágicas, que según una de dos versiones, había aprendido del mago Merlin  ¿Es posible que el fenómeno Fata Morgana sea la explicación a todas las leyendas de expediciones marítimas que hablan de Islas lejanas que de manera casi mágica podían ocultarse tras nubes blancas, de modo que desaparecían de las embarcaciones que se acercaban a ellas, y de la misma forma, soplaba un viento repentino que alejaba las embarcaciones de ellas, o de los marineros que atraídos por misteriosos castillos en el aire, morían en el intento por llegar a ellos?

 No lo sabemos, lo que sí sabemos es que esas curiosas y mágicas ilusiones en el aire, tienen un origen auténtico y su explicación científica, y que, a pesar de ello, seguirán sorprendiendo e intrigando a sus observadores.