Inquietante libro de la Biblioteca personal de Hitler

En el 2011, una casa de subastas de Manhattan ofertaba uno de los libros más inquietantes que hayan estado jamás en el mercado de libros antiguos de Estados Unidos: la copia personal de Adolf Hitler de una guía ciudad por ciudad,  estado por estado, de la ubicación de la población judía en los Estados Unidos.


El libro incluye datos detallados sobre ciudades como Peabody y Brookline, Massachusetts, Distritos de la ciudad de Nueva York, así como los grupos de población más alejados en estados como Arizona, Arkansas, Minnesota y California. También proporciona detalles de varios cientos de organizaciones judías, incluyendo B'nai B'rith y la Liga Anti-Difamación, así con nombres de personas clave y sus direcciones, lo que resulta, sin duda, un compendio inquietante.



El informe de 137 páginas, "Statistik, Presse und Organisationen des Judentums in den Vereinigten Staaten und Kanada" (Estadísticas, Medios de Comunicación y Organizaciones de la Judería en los Estados Unidos y Canadá), fue compilado en 1944 por Heinz Kloss, un lingüista alemán que era especialista en minorías y visitó los Estados Unidos a principios de los años treinta.

Como muchas publicaciones de la era nazi, el informe de Kloss, impreso en papel barato y altamente ácido, es quebradizo y astillado. La cubierta, que lleva la advertencia diagonal "Para uso oficial solamente", se ha desprendido. En el anverso se puede ver un águila estilizada sobre una rama de roble y que sostiene una cruz gamada en sus garras. En negritas se lee esto: "Ex Libris Adolf Hitler".

El libro de Hitler fue uno de los miles tomados por los estadounidenses fuera de Berchtesgaden, en la primavera de 1945. La mayoría han terminado en áticos, sótanos y estanterías en toda América. Uno de los ejemplos más notables que he visto es la copia personal de Hitler de las obras recolectadas de Shakespeare, 10 volúmenes encuadernados en cuero marroquí fino con una esvástica y las letras AH grabadas en relieve en la columna vertebral. En ocasiones, estos trofeos de guerra encuentran su camino en el mercado de libros antiguos.

Copia personal de Adolf Hitler de la guía de la población judía en América

Kestenbaum & Co., una casa de subastas en Manhattan que se especializa, según su página web, en "Judaica fina" y "raros vinos kosher". El dueño, Daniel Kestenbaum, aclara que él, Normalmente no subastaría un libro de Hitler, o cualquier otro objeto de la era nazi, a menos que se relacione de alguna manera con "la experiencia judía", como es el caso.

"No es tanto por el propietario, sino por el libro", dijo Kestenbaum. Él estimó el precio de venta entre $ 3,000 y $ 5,000 dólares. "He estado en este negocio desde 1986. Si yo no lo he visto antes, es que es raro."

El precio es bastante alto para tratarse de un libro de Hitler. La mayoría de esos volúmenes se venden por unos pocos cientos de dólares. Pero este volumen en particular, dada su procedencia y perturbadoras resonancias históricas, puede valer el precio. El libro subraya, con datos estadísticos claros, qué tan obsesionados estaban los Nazis en perseguir su meta del dominio del mundo así como sus diseños para extender el compás geográfico de la "solución final." Que tal volumen fuera encontrado en la biblioteca personal de Hitler, es tan comprensible como  escalofriante.
"Cuando una persona da algo, se tiene que tomar", dijo Hitler, una vez. "Yo tomo lo que necesito de los libros". Hitler fue un lector obsesivo desde la infancia, y su comprensión de América se formó en gran parte por sus lecturas, en su juventud, de las historias de vaqueros e indios del novelista de aventuras Karl Mayo, y más tarde en la vida de los escritos antisemitas de Henry Ford. Hitler guardó copias de "El judío internacional: el primer problema del mundo" de Henry Ford, en una mesa fuera de su oficina y lo incluyó en una lista de libros que según él "todos los nacional-socialistas deberían conocer".

Después de leer "América en la batalla de los continentes", un largo escrito sobre las supuestas maniobras de guerra de Franklin D. Roosevelt, escrito por el explorador noruego germanófilo Sven Hedin, Hitler envió al autor una carta de tres páginas dándole las gracias por poner las cosas en orden.

El libro más valorado de Hitler sobre América fue "El paso de la gran raza", por un eugenista educado en Columbia, Madison Grant, quien afirmó que la grandeza estadounidense, construida sobre la estirpe nórdica de sus padres fundadores, estaba siendo erosionada por la supuesta sangre inferior de las razas de inmigrantes. Hitler citó a Grant en sus discursos y se dice que le envió una carta describiendo "El Paso de la Gran Raza" como "mi Biblia".

 ¿Quién desearía poseer semejante libro, que probablemente fue estudiado por Hitler durante una de sus rituales sesiones nocturnas de lectura, generalmente con una taza de té en su estudio?

Quizás sería mejor que el informe Kloss hubiese sido adquirido por un individuo o una institución dispuestos a donarlo a una colección pública, idealmente, a la División de Libros Raros y Manuscritos de la Biblioteca del Congreso. Allí podría ser parte de los 1.200 volúmenes supervivientes de la biblioteca privada de Hitler, además de ser, no sólo fácilmente accesible para los eruditos e historiadores, sino también ocupar el espacio en un estante apropiado junto a un libro igualmente siniestro de la colección de libros privados de Hitler, De la Gran Raza ", llevando una inscripción personal a Hitler.

Finalmente, según el JTA News, el libro fue retirado de la subasta el 9 de diciembre de 2011, y hasta el momento, no hemos encontrado más información que brinde actualización sobre el libro.




Sigma Investigación Paranormal



Fuentes: http://www.nytimes.com/2011/12/08/opinion/a-disquieting-book-from-hitlers-library.html

http://www.jta.org/2011/12/09/news-opinion/united-states/book-from-hitlers-library-pulled-from-auction