Fuego de San Telmo ¿Qué es?

El Fuego de San Telmo o Fuego de Santelmo, es quizás, uno de los fenómenos naturales eléctricos menos conocidos y menos frecuentes. Se trata de un fenómeno óptico y eléctrico en el cual un material emite un resplandor  en respuesta a una corriente eléctrica que fluye a través de él, causada por la ionización del aire dentro del campo eléctrico que originan las tormentas eléctricas. A pesar de su nombre, no es ni fuego, ni rayo, sino plasma.


Durante la conquista de América,  los marineros Españoles lo consideraban una señal de buen augurio; Sin embargo, otros marineros, quienes habían observado este fenómeno desde la antigüedad, relacionaban su aparición con un mal presagio, tomando su nombre del patrono de los marineros San Erasmo de Formia (Sanct’ Elmo).



Muchos tripulantes de navíos en alta mar,  afirman haber sido testigos de la aparición de lenguas de fuego que danzaban  sobre los mástiles de los barcos durante ciertas tormentas; y por si fuera poco, sufrían de alteraciones de la brújula, lo que alteraba aún más la percepción de los marineros. Estos fuegos de San Telmo, servían a los marinos para pronosticar la caída de un rayo en el barco, pues suele precederlos. Ya en el año 1749, Benjamin Franklin observó  que es de naturaleza eléctrica.


Es frecuente observar el fuego de San Telmo en los mástiles de los barcos, especialmente durante las tormentas eléctricas en el mar, apareciendo como una luminiscencia de tono blanco, verdoso y azulado, y en otras ocasiones con aspecto de fuego, formándose en altas y puntiagudas  estructuras como mástiles, ápices, y chimeneas. También es posible observarlos en las puntas de los cuernos del ganado durante las tormentas eléctricas, en los objetos afilados en mitad de un tornado, en aviones y dirigibles, siendo en estos últimos, algo demasiado riesgoso, ya que los dirigibles eran cargados con gas hidrógeno, un gas muy inflamable, y corrían el riesgo de incendiarse, justo como ocurrió con el dirigible Hindenburg el 6 de mayo de 1937, en Nueva Jersey, donde murieron 36 personas.



En la Grecia antigua, a la aparición de un fuego de San Telmo, se le daba el nombre de Helena, por su significado literal: "antorcha", y cuando  se veían dos juntos, se les llamaban Cástor y Pólux. Los marineros Galeses se referían a este fenómeno como anwyll y ysbryd, cirios de los espíritus, o velas del santo fantasma o San David. Para los rusos eran las luces de San Nicolás o San Pedro.


Sigma Investigación Paranormal


Fuentes
https://www.meteorologiaenred.com/el-fuego-de-san-telmo-que-es.html

https://science.howstuffworks.com/nature/climate-weather/atmospheric/st-elmo-fire.htm

https://www.britannica.com/science/Saint-Elmos-fire