Las apariciones de la Virgen de Guadalupe

De acuerdo a la leyenda, el 9 de Diciembre de 1531, hace 486 años, poco tiempo después de la conquista, ocurrió la primera de las 4 apariciones que ocurrieron, en total, de la Virgen de Guadalupe, a un hombre de 53 años de edad llamado Juan Diego, originario de Cuautitlán, Estado de México,  pero ¿qué ocurrió en esos encuentros?


Durante los primeros años de la colonia, surgieron las primeras familias cristianas en los alrededores de la antigua Tenochtitlan, hoy Ciudad de México. Juan Diego, nacido en 1474 y cuyo nombre nativo era Cuauhtlatóhuac, pertenecía a una de estas familias, vivía con su  mujer y su tío Juan Bernardino, y se dedicaba a la elaboración de petates (Pieza rectangular de material fino y flexible, generalmente de paja, que se utiliza para sentarse o tumbarse encima y no estar en contacto directo con el suelo).



Según la leyenda, el sábado 9 de diciembre de 1531, ocurrió la 1ra aparición, cuando Juan Diego caminaba hacia misa, al pasar por el cerro del Tepeyac oyó un canto tan hermoso, que parecía no pertenecer a alguien terrenal. Se detuvo a escucharlo y cuando miró arriba vio un brillante resplandor  y en el, a una bella mujer con las manos unidas como en oración. Él se acercó y ella le dijo que era su deseo que le construyera un templo en ese lugar, y le solicitó también que le comunicara ese deseo al señor obispo.

El obispo no le creyó, y le pidió que volviese otra vez a ese lugar para comprobar que no hubiesen sido sus ojos que le habían  traicionado. Es entonces que ocurre la 2da de las apariciones, cuando Juan Diego volvió al mismo sitio y la Santísima Virgen se le apareció otra vez y le pidió que volviera el domingo a ver al señor obispo otra vez. Juan Diego lo hizo tal y como la hermosa y extraña mujer se lo ordenó, pero el obispo le pidió una señal lo suficientemente verosímil que probara lo que Juan Diego aseguraba. La virgen se le apareció de nuevo, siendo ésta, según la leyenda, la 3ra aparición, y le pidió que volviera al día siguiente.


Pero al siguiente día, cuando Juan Diego debía acudir a la cita, su tío Juan Bernardino enfermó de gravedad, y el martes 12 de Diciembre, cuando Juan Diego salió en busca de un sacerdote para que le aplicara los santos óleos a su tío, al pasar por el Tepeyac, el mismo sitio de las tres apariciones anteriores, ocurriría la 4ta aparición. La Virgen se presentó ante él y le preguntó qué le pasaba, él le habló de la enfermedad de su tío, y ella le pidió que no se preocupara más porque su tío ya estaba sano, y después, le pidió que subiera al monte a recoger unas rosas que debía mostrar únicamente al señor Obispo, como prueba de sus apariciones.

Y efectivamente, Juan Diego encontró y recolectó hermosas rosas, sin ser temporada  de que hubiese y que además nunca se habían visto antes ahí. Ya con ellas en su ayate, que era una especie de tela de hilo confeccionada con la fibra del maguey que se emplea para cernir harina o para confeccionar bolsas, Juan Diego se dirigió hacia el obispado, donde después de varios intentos, logró entrar y de pie, frente al obispo Zumárraga, le dijo que le llevaba la prueba que le había pedido, al descubrir lo que llevaba en su ayate y tras caer las rosas, todos los ahí presentes vieron la imagen de la Virgen de Guadalupe perfectamente grabada en esa tela, como pintada por los ángeles, algo irreal, la prueba que tanto esperaban.



Poco tiempo después, inició la construcción del primer templo dedicado a la Virgen de Guadalupe, en el barrio conocido hoy en día como La Villa. Es en la Basílica de más reciente y moderna construcción, en donde se exhibe la milagrosa imagen, cuya composición continúa, hasta la fecha, siendo un misterio. La Basílica de Guadalupe es el recinto Mariano más visitado del mundo, sólo superado  por la Basílica de San Pedro. Anualmente unos veinte millones de peregrinos visitan el santuario, de los cuales, cerca de nueve millones lo hacen en los días cercanos al 12 de diciembre, día en que se festeja a Santa María de Guadalupe. El ser el santuario Mariano más visitado, lo clasifica como un importante fenómeno social y cultural.


                           



Los análisis  y estudios científicos realizados a la milagrosa imagen de la Virgen de Guadalupe, lo podréis leer en un artículo sobre el que estamos trabajando y que tendremos listo en breve.


Grupo Sigma Investigación 

Paranormal


Fuentes

https://www.devocionario.com/maria/guadalupe_3.html
http://basilica.mxv.mx/web1/-apariciones/Sintesis_Apariciones.html
https://www.aciprensa.com/recursos/historia-de-la-virgen-de-guadalupe-1080