La llorona, la leyenda de la dama de blanco




Una parte neurálgica de las tradiciones de la gran mayoría de las culturas del mundo, son los relatos de fantasmas y sucesos paranormales, que se extienden de generación en generación hasta convertirse en leyendas. Una de las leyendas más famosas es la conocida como "La leyenda de la llorona", que, aunque mostrando ligeras variantes, la esencia forma parte del folclore de diferentes países.




El espectro vestido de blanco, que llora desgarradoramente, es el fantasma de una mujer que deambula sin descanso, por las noches, principalmente a las afueras de las ciudades, en pequeños poblados o zonas rurales y cerca de lagos o ríos. De acuerdo al folclore de los diferentes países en los cuales se conserva la leyenda, esta mujer perdió o asesinó a sus hijos, lo que ha llevado a su espíritu a seguir penando.

Una de las leyendas más populares y arraigadas sobre la llorona, forma parte del folclor Mexicano, y aunque existen pequeñas variantes, la esencia de la leyenda es igual a la de otros países. Se dice que la llorona es el espectro de una mujer  indígena (mestiza, en otros relatos), que tuvo una apasionada relación con un  español, producto de la cual nacieron tres hijos, a los que, tras ser abandonada por el español, asesinó a la orilla de un río, y luego se suicidó. Desde entonces, su fantasma vaga por las noches, cerca de los ríos, asustando a quienes la ven o escuchan, con un sobrecogedor lamento.

 En México, algunos investigadores consideran que la Llorona, como personaje de la mitología y de las leyendas mexicanas, tiene su origen en algunos seres o deidades prehispánicas, que con la llegada de los conquistadores españoles, fueron adquiriendo rasgos comunes a otras leyendas hispanas.

En España, una leyenda, medularmente parecida a las leyendas latinoamericanas, pero con algunas variantes, es la leyenda de la llorona de la Barceloneta. Se cuenta que una bella mujer contrajo nupcias con un cortés y bien parecido caballero, rico y respetado. Después de un tiempo, producto de su amor, tuvieron hijos, a los que habían concebido con gran ilusión, sin embargo, al pasar de los años, la mujer fue abandonada por su esposo, y sintiéndose sola y con una gran responsabilidad sobre los hombros, cayó en una profunda y grave depresión.


Una noche, llevó a sus hijos a dar un paseo por la playa, allí, los lanzó uno a uno al agua mientras veía como se ahogaban. Aturdida por tan abominable hecho, corrió sin rumbo, y al llegar a la oscura carretera, fue atropellada por un auto y murió. Desde entonces, habitantes de la playa del pueblo de la Barceloneta, dicen que, a altas horas de la noche, aparece el fantasma de una mujer a la que han apodado "La llorona", y cuyo lamento es parecido a un llanto.

En Argentina, la llorona es el fantasma de una mujer que mató a sus hijos ahogándolos en el río, y el sentimiento de culpa hizo que se suicidara después. Es usualmente descrita como el fantasma de una mujer vestida de blanco, alta y estilizada, que emite un aterrador lamento que eriza la piel, y a quien nunca se le ve la cara, ni los pies, por lo que parece que flota.

Se le considera un espíritu portador de malos augurios, pues provoca enfermedades, y hasta la muerte, a las personas que la ven o la escuchan. En otros relatos, se dice que se aparece a trasnochadores y los mata de un gélido y mortal abrazo.



En Costa Rica, la leyenda narra la historia de una muchacha indígena, hija de un rey, que se enamoró de un español, y él de ella, pero su padre ya la había comprometido con otro rey indígena, por lo tanto su relación era imposible. Los dos, muy enamorados, decidieron esconder su amor, y encontrarse en lo alto de una cascada. Después de un tiempo, ella dio a luz a un bebé, producto de su amor, a quien, por temor a que le hiciera daño, escondió de su padre.

El rey se enteró del idilio y retó al español a un duelo a muerte por haber deshonrado a su hija. La hija del rey indígena trató de intervenir, pero su padre la maldijo condenándola a vagar para siempre por los bosques, y le confesó que había arrojado a su hijo desde lo alto de la cascada. La chica, desesperada, corrió por el bosque dando escalofriantes alaridos de dolor, mientras su padre y su enamorado se batían en un duelo en el que perdieron la vida los dos.

Desde entonces, todos aquellos viajeros que cruzan los bosques, y pasan cerca de un río, aseguran que se escuchan escalofriantes y aterradores lamentos. Es la llorona que busca a su hijo y cumple la maldición de su padre.

En Perú existe también esta leyenda. Se dice que el espectro de esta mujer se aparece en los campos, emitiendo un desgarrador y aterrador lamento de dolor y que en ocasiones, llegan a escuchar una voz que parece que sale de ultratumba, que pregunta: ¿Has visto o sabes dónde están mis hijos?



Esta leyenda forma parte también del acervo cultural de otros países de Latinoamérica, incluso alrededor del mundo existen leyendas que guardan una enorme similitud a la Leyenda hispana de la llorona, y es tan representativo del folclore de las diferentes culturas, que ha sido llevado a la televisión, al cine, y hasta la música.

Grupo Sigma Investigación Paranormal